"El declive de la animación tradicional"


El estreno de "Toy Story" en el año 1995, marcaría un antes y después en el mundo de la animación. Empezaba una nueva etapa para los dibujos animados, y es que la animación en 3d comenzaba su infatigable andadura.

Dieciséis años después, la industria ha alcanzado la edad adulta, títulos como "Enredados", "Toy Story 3", "Ice Age 3", o "Cómo entrenar a tu Dragón" lo demuestran, se han depurado algunos tecnicismos que dejaban en evidencia estas superproducciones, como las telas, o el cabello de los personajes. A día de hoy, parece no haber limitaciones en la producción de estas películas, pero todo ello, se ha hecho en detrimento de la animación tradicional.

Donde más se ha notado el abandono de los dibujos animados es en la televisión. Algunos canales como Disney Channel, Nickelodeon, Cartoon Network, emiten series de una calidad muy pobre. Estas producciones televisivas, parecen hacerse a toda velocidad, de manera muy automatizada, abusando de programas informáticos y de la tecnología actual.

En conclusión, hoy día se vende un producto frío y sin espíritu, donde carecen de manera preocupante los principios básicos de los dibujos animados de toda la vida (inercia, comprensión y extensión, anticipación, ritmo, etc.), parece ser, que se impone lo práctico por encima de lo establecido.

Que lejos quedan los tiempos en que uno disfrutaba viendo un corto de los Looney Tunes de Chuck Jones, con aquellas persecuciones entre el Correcaminos y el Coyote, con esos divertidos gags, esos personajes entrañables, y esa música memorable. O como olvidar a Tom y Jerry, y que decir, de las obras clásicas de Disney con Donald y compañía, en aquellos tiempos tan lejanos, cuando decir Disney era sinónimo de perfección.

Comentarios

Entradas populares de este blog

"El Cementerio de Barcos gana el primer premio del concurso de cómic de Calldetenes XXI"

"5º aniversario de Historias Cortas"

"Andrew Loomis, el arte como enseñanza"